Todos los Trabajadores Tienen Derechos

Brian O’Dwyer y Joel Magallan / lidera el bufete O’Dwyer & Bernstien, LLP.

El Diario NY (Spanish) – 2009-07-15

Cuando un edificio de cuatro pisos se derrumbó en Brooklyn el mes pasado, la atención fue enfocada nuevamente sobre lo peligroso que es el trabajo de construcción no solo para la comunidad, pero tambien para los obreros, los cuales un sin número son hispanos indocumentados.

Muchos de los contratistas prefieren emplear trabajadores indocumentados, al calcular que ellos trabajarían por menos dinero y no se quejarían de condiciones peligrosas, por temor a que los denuncien a las autoridades de inmigración.

Tras acuerdos recientes por demandas a causa de heridas a trabajadores indocumentados, sin embargo, enfatizan que todos los trabajadores, sin importar el status migratorio, tienen bajo la ley los mismos derecho sa trabajar en un lugar seguro.

Dos de los trabajadores lesionados eran empleados regulares – uno tenía su negocio y otro era miembro de un sindicato – lo cual demuestra que los trabajadores indocumentados son fundamentales para el tejido de la ciudad. Muchos otros casos – incluyendo un obrero mexicano que recibió $4 millones después de ser herido por un derrumbe de un andamio en el Bronx – involucran a trabajadores explotados por contratistas a quienes les pagarán en efectivo y trabajan en lugares sumamente peligrosos.

Bajo el presidente Obama, es difícil imaginar que las autoridades de inmigración deporten a trabajadores por afirmar sus derechos a trabajar en un lugar seguro.

El mensaje debe de estar claro entre todos los trabajadores indocumentados y sus empleadores, que la indemnización por heridas sostenidas en el trabajo causadas por condiciones peligrosas es un derecho que le pertenece a todos. El sistema legal americano protege ese derecho, sin importar si el trabajador es ciudadano o no.